¿Cómo abrir una cerradura con una llave dentro?

¿Cómo abrir una cerradura con una llave dentro?

Una de las situaciones más molestas y alarmantes que podemos tener con nuestra puerta, es que se cierre y quede la cerradura con la llave dentro.

Muchas veces salimos al exterior del inmueble y olvidamos que dejamos la llave pegada. Esto no solo nos deja rezagados y excluidos de nuestra vivienda, sino que también nos imposibilita el acceso a nuestro espacio, ya que la llave bloquea el mecanismo cuando está insertada, por lo que no se puede utilizar la cerradura desde el lado contario.

En situaciones como estas, es normal perder la serenidad al pensar que todas las herramientas empleadas para la apertura de la puerta están dentro, y peor aún, podemos llegar a imaginar la necesidad de romper la cerradura o incluso palanquear la puerta para poder ingresar.

Sin embargo, por este motivo es necesario que leas este artículo, para que puedas entender que situaciones como estas se pueden resolver de la mejor manera dejando que todo sea solamente un mal episodio.

Aquí te explicamos los pasos que debes seguir cuando necesites abrir una cerradura en que la llave esté insertada del lado opuesto (Ya sea por el interior o exterior del inmueble), proporcionándote además algunos tips que sin lugar a dudas te ayudarán en este tipo de problema.

Pasos para abrir una cerradura con la llave adentro

Pasos para abrir una cerradura con la llave adentro

En eventualidades como estas, es normal querer llamar a un profesional de la cerrajería, el cual posee la experiencia y el conocimiento necesario para poder sacarnos de esa engorrosa situación.

No obstante, la falta de conocimiento se paga y muy caro, por lo que contratar a un cerrajero nos puede resultar demasiado costoso, y tal vez no tengamos la solvencia económica necesaria como para desembolsar una significativa cantidad de dinero.

Por tal motivo, es importante que agotemos todas las opciones que tengamos a mano para poder desbloquear la cerradura. Cuando el cierre de la puerta sucede de forma accidental, lo más seguro es que el bombín no tenga vuelta de llave, lo que nos facilita la labor en gran manera.

Ahora bien, para lograr abrir una cerradura con llave rezagada, se emplea muchas veces la técnica de la botella de refresco. Esta consiste en cortar con un cúter, las áreas de la boquilla y la base, para obtener la parte media de la botella que es lo que realmente necesitamos.

Posteriormente debemos cortar una hoja de plástico de la botella, el trozo que obtengamos lo emplearemos para insertarlo o introducirlo en el área del resbalón de la puerta. De esta forma podemos intentar accionar la puerta.

Cabe mencionar que esto se debe efectuar con la mayor sutileza, cuidado y precisión posibles. Es importante realizar varios movimientos hasta que notemos algún cambio o actividad en la cerradura de la puerta, y si esto sucede, significa que el procedimiento está funcionando.

Tal vez esto resulte en el primer intento, o tal vez se necesiten muchos más para poder obtener el resultado deseado. Sin embargo, de no lograrlo, no hay que desmayar, ya que contamos con otros métodos efectivos para lidiar con este tipo de situaciones.

Si tienes herramientas como palancas ganzúas y otras herramientas de cerrajero, la puedes utilizar a tu favor.

Claro que necesitas cierta destreza y técnica a la hora de utilizar estos elementos. Sin embargo, se puede emplear la fuerza bruta, lo cual siempre resulta, aún más si el bombín no tiene vuelta de llaves.

Ahora bien, el utilizar solo fuerza bruta puede llegar a malograr la cerradura o nuestra puerta, por lo que es recomendable buscar un equilibrio entre fuerza y técnica a fin de obtener mejores resultados.

Antes de realizar estos pasos, es importante notificar a la comunidad de lo que se va hacer. Esto para que podamos actuar con mayor libertad, no olvidando que muchos ladrones se hacen pasar por cerrajeros, para aprovechar la oportunidad de violentar las puertas principales.

Si estos métodos fallan, no tenemos más opción que llamar a un cerrajero. Este profesional, como habíamos mencionado antes, cuenta no solo con las herramientas necesarias, sino con la destreza para poder manejar estas eventualidades correctamente.

Podemos afirmar que la destreza de un cerrajero es esencial, tanto en esta situación, como cuando la llave sufre una ruptura dentro del cilindro, lo cual complica la operación, y nos deja sin oportunidad de poder resolver el asunto por nosotros mismos.

Ventajas de llamar a un cerrajero para que abra la puerta

Si nos detenemos a pensar, las razones para llamar a un cerrajero son muchas cuando ocurren este tipo de emergencias.

Ahora bien, también podríamos llamar a un cerrajero si nuestra puerta se cerró y nos dejó por fuera, quedando la llave del lado de adentro pero no insertada en la cerradura. En este caso la situación sería más simple. Y por consiguiente la factura impactaría menos en nuestro bolsillo.

Claro, la situación cambia cuando la llave se ha partido dentro de la cerradura y ha dado vuelta dentro de la misma, o cuando se queda del lado de adentro, en estas situaciones, el cerrajero tendrá que emplear mayores esfuerzos para lograr el objetivo.

Estos profesionales de la cerrajería hacen posible que un trabajo que nos puede tomar horas en llevar a cabo, se pueda concretar en solo minutos. Las herramientas, experiencia y habilidades que ellos poseen, es algo con lo que nosotros no contamos, lo que hace que en caso de que se complique la apertura de una puerta, sea imprescindible llamar a estos expertos.

El tema económico es la mayor limitante en estas situaciones. En todo caso no hay de qué preocuparse, ya que en internet puedes consultar una gran variedad de precios para estos servicios, teniendo la oportunidad de elegir el que mejor de adapte a tu situación.

Consecuencias de un mal trabajo

Consecuencias de un mal trabajo

El truco de la tarjeta de plástico es inofensivo en lo que concierne a la posibilidad de dañar nuestra puerta. Para poder llevarlo a cabo de forma exitosa, es recomendable que se aplique agua y jabón, para un mayor deslizamiento.

En caso de que no funcione la técnica, no hay de que preocuparse, solo hay que llamar a un cerrajero y ya está.

Si embargo, cuando utilizamos herramientas de cerrajería y demás, estamos propensos a que cuando fallemos, nuestra puerta sufra daños, y quedemos sin poder abrir la cerradura con la llave pegada por dentro, y con nuestra puerta en peores condiciones.

Esto significa que posiblemente tengamos que gastar al final más dinero que hubiéramos desembolsado si inicialmente hubiésemos llamado a un profesional de la cerrajería.

Así que, destacamos la importancia de intentar por cuenta nuestra solucionar el problema, y en caso de no poder, no debemos preocuparnos sino llamar sin demora a un cerrajero especializado. De hacer esto, en cuestión de minutos nuestra puerta estará abierta.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)