Cómo distinguir a un cerrajero profesional de un estafador

¿Has sido víctima de un cerrajero que no cumple con tus expectativas? Para nadie es secreto que el campo de la cerrajería se ha visto perjudicado últimamente por parte de los cerrajeros que timan a sus clientes.

Un aspecto distintivo de estos individuos es que suelen fingir ser buenos profesionales de la cerrajería, cuando la verdad es que no lo son. El problema para el cliente viene especialmente cuando estos cerrajeros cobran demasiado por un trabajo mediocre.

En caso de que tengas la mala suerte de contratar a cerrajeros estafadores, no es de extrañar que recibas un mal trabajo por un coste excesivo. Esto lo puedes evitar buscando de manera exhaustiva a un cerrajero que realice trabajos de calidad.

Pero de momento te mostramos algunos aspectos básicos que te ayudarán a entender cómo operan los cerrajeros estafadores y qué medidas son las más pertinentes que debemos tomar para elegir al mejor cerrajero. ¿Listo para la aventura?

Razones por las que existen los cerrajeros timadores

Es lamentable, pero en el ámbito de la cerrajería podemos conseguir lo que se conoce como intrusismo laboral, lo que se traduce en que muchos cerrajeros digan ser profesionales en el ramo y luego terminen desistiendo de trabajar en este campo.

Entre los cerrajeros que no se encuentran dados de alta, se pueden distinguir los que realizan su trabajo correctamente y cobran precios asequibles, y los que hacen el trabajo mal y piden precios exorbitantes.

En cualquiera de los casos, los recibos no incluyen IVA, y por lo tanto no son legales, lo que hace que el cobro se realice de forma expedita. Si decides apostar por estos servicios, ten en cuenta que no disfrutarás de una garantía que avale que el trabajo se hizo de forma correcta.

Todo el conjunto de cerrajeros estafadores existe porque pueden engañar a ciertas personas fácilmente. Los llamados “falsos cerrajeros” colocan publicidad en las entradas de portales, de modo que, si ocurre cualquier inconveniente les llamemos sin apenas pensarlo.

Cómo saber que un cerrajero es profesional

Los cerrajeros o empresas que prestan estos servicios siempre tienen una sede y ponen a disposición un número telefónico. Así que, si un profesional de la cerrajería no tiene un local, entonces las razones sobran para dudar de él, ya que puede ser un timador.

Por esta razón te recomendamos, en caso de que dispongas de un poco de tiempo, te tomes la tarea de revisar algunas reseñas y opiniones en Internet, para verificar si a un cerrajero le han contratado otros clientes y éstos últimos han tenido experiencias satisfactorias.

Tienen una buena oferta de servicios

Tienen una buena oferta de servicios

Generalmente los cerrajeros confiables cuentan con una buena oferta de servicios. Solemos relacionar a los cerrajeros con servicios de emergencia. No obstante, los buenos profesionales son capaces también de realizar servicios diversos para sus clientes.

Para entenderlo mejor, los cerrajeros profesionales son capaces de cambiar una cerradura o bien, instalar sistemas de seguridad y así muchos otros servicios.

Por lo tanto, si buscas información sobre empresas dedicadas a la cerrajería, y notas que cualquiera de ellas ofrece una mayor cantidad de servicios que otras, puedes tener la plena seguridad de que la compañía es confiable.

Entregan al cliente un certificado de calidad

A razón de que el sector de la cerrajería padece del “mal del intrusismo”, muchas empresas han adoptado la política de entregar certificados de calidad, a fin de asegurar al cliente que los servicios solicitados fueron realizados de la mejor manera por parte de profesionales no timadores.

Cualquier representante de las empresas de cerrajería sabe que estos certificados son importantes, y es por ello que los muestran rápidamente en páginas web o en la publicidad física que se haga.

Un certificado que goza de relevancia es el de la Unión de Cerrajeros de Seguridad (Por sus siglas UCES). Otro certificado importante es el de arbitraje de consumo, o el de la comunidad de Madrid Asmace, solo por mencionar algunos ejemplos.

Es importante que como cliente estés al pendiente de la entrega de estos certificados, para verificar que esta empresa proporciona la seguridad que los clientes merecen al momento de contratar cerrajeros confiables.

Ofrecen presupuesto sin compromiso

Cuando contratas a un profesional de la cerrajería, es normal que desees saber lo que éstos te van a cobrar por recibir estos servicios.

En caso que una empresa no desee entregarte un presupuesto, lo que puedes hacer es desistir de contratar a cualquiera de sus especialistas. Esto significa que la compañía en cuestión no piensa en sus clientes, lo que la convierte en un organismo poco confiable.

Las mejores empresas de cerrajería están siempre dispuestas a proveer un presupuesto estimativo a sus clientes. En ocasiones éste podría ser el presupuesto definitivo, pero casi siempre el presupuesto es orientativo.

Esto se debe a que, cuando el cerrajero llega a tu hogar o negocio, éste podría notar que el trabajo es más grande o pequeño. Sin embargo, puedes estar seguro de que, si un cerrajero te entrega un presupuesto inicial asequible, el precio final no será demasiado absurdo.

Ahora bien, si este cerrajero te entrega un presupuesto bajo y luego lo incrementa, tienes a tu favor la elección de rechazar el servicio. Ten presente que, hasta no disfrutar de la mano de obra no es necesario que pagues absolutamente nada.

Posibles situaciones con cerrajeros timadores

Existen cerrajeros estafadores que entregan presupuestos, pero luego no hacen su trabajo como deberían. Para evitar estas situaciones es preferible no abonar nada en tanto el servicio no se haya realizado correctamente.

Otra forma de ilustrarlo es esta: llamas a un cerrajero para que cambie tu cerradura. En tanto no verifiques que la puerta abre y cierra bien, no canceles ni un solo centavo, especialmente si la empresa que contrates no te da mucha confianza.

Pide siempre una factura, con la cual puedes reclamar en caso de que se produzcan daños prematuros en el dispositivo de seguridad. Si el cerrajero se rehúsa a entregar factura, es probable que éste no se encuentre dado de alta y las probabilidades de que seas timado sean altas.

Ten presente que, si al contratar una empresa de cerrajería ésta no te parece confiable sea cual sea la razón, lo mejor que puedes hacer es contratar a otra. En cualquier ciudad siempre habrá buenas alternativas entre las que puedes elegir.

Lo ideal en este caso es que recibas un servicio de primera, y en caso de comparar, puedes disfrutar de la mejor relación calidad precio. Si el servicio te ha gustado, guarda el contacto del cerrajero para llamarle en el futuro, minimizando la incertidumbre de llamar a timadores.