¿Cómo quitar la silicona de nuestra cerradura?

¿Cómo quitar la silicona de nuestra cerradura?

¿Te ha sucedido que, al momento de insertar la llave en tu cerradura, esta se encuentra impregnada de silicona? Rellenar las cerraduras con pegamento de silicona se ha convertido en un acto vandálico frecuente y molesto para los propietarios de bienes inmuebles.

La complejidad al momento de quitar el pegamento depende del sistema de seguridad que tengas instalado y del tiempo que haya pasado luego de que los malhechores hayan aplicado silicona en tu cerradura o bombín.

Es importante entender en qué consisten las siliconas, las cuales son adhesivos de carácter hibrido, elaborados con componentes orgánicos e inorgánicos. También se les conoce como elastómeros que son resistentes a las altas temperaturas y a los esfuerzos por desgarramiento.

La mayoría de los propietarios, antes de contactar a un profesional de la cerrajería, inician por su propia cuenta la tarea de retirar la silicona. Esto se puede hacer por medio de solventes orgánicos o calor. Pero estas soluciones son efectivas en función de la clasificación de la silicona colocada.

Considerando esta dificultad, lo que puedes hacer es usar una aguja o ganzúa que extraiga toda la cantidad posible de material. Claro que, si la silicona se ha colado lo suficiente hasta penetrar los mecanismos de la cerradura, lo mejor será sustituir el dispositivo por completo.

Y es que nadie puede librarse completamente de estos accidentes, por lo que se hace imprescindible tomar todas las previsiones que hagan falta, aplicando ciertas sustancias en la cerradura o instalando dispositivos de seguridad complementarios.

Para mantener a raya toda incertidumbre, te mostramos las razones por las que los malhechores echan mano de la técnica de la silicona, los tipos de silicona, y algunas sugerencias que debes considerar antes o después que estas eventualidades ocurran.

Razones para sellar con silicona las cerraduras

Algo que nos ayuda a entender por qué atiborrar las cerraduras con silicona se considera un acto de vandalismo, es entendiendo su definición. El vandalismo representa la destrucción voluntaria de los bienes públicos o privados en forma parcial o completa.

Esta actividad implica daños en el patrimonio, actos desafiantes y de activismo, operaciones a través de internet y formas de crítica social. Por muchos es sabido que los delincuentes actúan sin ley, y que los robos no son el único acto vandálico que tiene lugar en la actualidad.

Con las protestas ocurre que, ciertos manifestantes sellan con silicona la entrada de lugares específicos, para mostrar su descontento sea cual sea el motivo. Se han documentado casos en los que se bloquea la entrada en escuelas, entidades laborales públicas y privadas, entre otros sitios.

Claro que, estos hechos también pueden ocurrir en viviendas, y esto puede deberse a un enemigo que te hayas ganado con o sin esfuerzo. El caso es que las cerraduras atiborradas de silicona son inconvenientes por los que nadie merece pasar.

Los malhechores no tienen tantos motivos como se piensa para perpetrar estos ataques. No obstante, se instalan los mismos mecanismos que cubren las cerraduras y bombines, más allá del entorno en el que se selle la cerradura.

Tipos de silicona presentes en el mercado

Tipos de silicona presentes en el mercado

En el momento que notamos que ocurren estas calamidades, la medida inmediata que se toma es llamar a un cerrajero, de modo que haga el cambio de la cerradura a la brevedad posible. Sin embargo, muchos dueños toman atajos antes de contactar a un profesional.

Entre los atajos más comunes se encuentra tratar de retirar toda la silicona que sea posible de la cerradura. Claro que, realizar esta labor hace indispensable que sepas los tipos de silicona disponibles en el mercado.

En primer lugar, se tiene la silicona termofusible, que suele derretirse con el calor. Viene con forma de barras que se insertan en una pistola de silicona termofusible. Es económica de adquirirse, pero como dijimos, se necesita de calor para derretirla.

Luego tenemos la silicona emulsionada, que se aplica para conectar tuberías, ranuras y demás propósitos industriales. Tiene un solvente que se vaporiza dejando solo la parte sólida, que tiene como función soldar las partes que se encuentran despegadas.

Las personas que cometen vandalismo utilizan por lo general la segunda opción. Y es que esto es lógico pues, ningún malhechor se encuentra en la posibilidad de acarrear una pistola de silicona termofusible. En todo caso, ambos tipos de silicona secan rápidamente.

Previniendo la presencia de silicona en las cerraduras

Una solución que es económica de aplicar es la lubricación periódica de tus cerraduras y sus mecanismos, por medio de aceites especiales, de manera que la tarea de despegar la silicona no sea tan tortuosa.

Sin embargo, si estos inconvenientes siguen produciéndose de manera repetitiva, lo que puedes hacer es invertir en dispositivos de seguridad que resguarden tu cerradura, siendo un buen ejemplo los escudos magnéticos.

Los escudos de este tipo son muy útiles, ya que mantienen oculta la entrada del bombín en cualquier cerradura, por lo que se requiere de una llave específica que haga posible la movilidad del frontal del escudo, para que insertes finalmente la llave dentro del bombín.

Otra de las alternativas posibles es la de las persianas motorizadas. Estas abren y cierran a través del accionamiento de mandos a distancia. Todo esto se complementa con sensores de movimiento, a fin de mantener a raya toda clase de actos vandálicos.

Importancia del mantenimiento de las cerraduras

Importancia del mantenimiento de las cerraduras

Se puede garantizar el buen estado de tus puertas y cerraduras, lo cual se logra por medio de la aplicación de medidas que frenan el desgaste, o que sirvan para corregir daños menores que se puedan convertir en un problema más grande, como sucede con la ruptura de cerraduras.

El mantenimiento de las cerraduras tiene que ver con la realización de revisiones programadas, que permitan extender la vida útil de estos dispositivos. Otro elemento a tener en cuenta es el arreglo inmediato de las cerraduras en tanto se perciba cualquier daño o falla al insertar la llave.

Se recomienda además actualizar y asegurar el bienestar de cada componente de tu cerradura, como es el caso de los cierres, bisagras, pernos, entre otros. Haciendo revisiones, limpieza y lubricando cada parte de la cerradura prolongas la durabilidad de tus dispositivos.

Algunos de estos trabajos no ameritan que llames a un profesional de la cerrajería, lo que se traduce en que puedes hacerlas por ti mismo. No llevan mucho tiempo, y te ahorras bastante tiempo que puedes aprovechar para hacer otras tareas.

La buena noticia es que no precisas de herramientas especializadas, pues durante una buena parte del tiempo solo requerirás de lubricar los mecanismos. Claro que, al momento de instalar dispositivos específicos, sí que necesitas contactar a un cerrajero profesional.

Es irrelevante el nivel de riesgo de donde vivas. El simple motivo de tener enemigos, meterte en problemas, o ser ejecutor de cualquier injusticia ya son razones de peso que influyen en que tu cerradura sea proclive a estos ataques.

Por esta razón, lo mejor que puedes hacer es estar atento, e invertir en dispositivos que eviten inconvenientes imprevistos. Asegura tu tranquilidad y la de tus familiares incluyendo elementos seguros que frenen cualquier calamidad.