¿Cuál es la puerta más segura?

¿Cuál es la puerta más segura?

En la actualidad existe un sinfín de métodos que se utilizan para llevar a cabo un robo o una invasión a cualquier propiedad. El tipo de puerta que elijas para tu vivienda definirá la seguridad aportada a la misma.

En temas relacionados con la seguridad de tu hogar es donde no deberías escatimar gastos, pues sería muy desagradable y traumático pasar por un intento de robo sabiendo que ni siquiera tu puerta es tan firme para resistir una situación riesgosa.

Es muy importante que hagas todo lo posible por mantener la estabilidad en tu hogar, para no enfrentarte a una posición comprometedora, exponiendo incluso a tu familia.

¿Qué puerta elegir para tu vivienda?

En la seguridad doméstica, existen diversos modelos de puertas diseñadas para resistir cualquier circunstancia que representase peligro latente. Pero de momento te mostraremos qué tipo de puerta debes elegir, para que estés seguro de que no tendrás invitados indeseados en tu propiedad:

Puertas huecas

Éste es el modelo más sencillo de puertas principales, y el que la mayoría de las personas tienen en sus hogares. En definitiva, es la modalidad más fácil de forzar debido a su limitada y baja resistencia. Suelen estar fabricadas tanto en metal como en madera.

Puertas acorazadas

La mayoría de éstas puertas han sido diseñadas con materiales muy resistentes, como es el caso del acero, lo que incluye a su vez el marco de las mismas. En caso de añadírsele una cerradura de seguridad, se le estaría proporcionando aún más dificultad para ser forzada.

No todos los ladrones son experimentados, por lo que, si agregas pequeñas trabas simples, estos darán la retirada en la primera oportunidad que tengan. Las puertas acorazadas también cuentan con cerraduras de seguridad, las cuales controlan con mayor eficacia quién entra y sale de tu casa.

Puertas blindadas

Éstas puertas en general son un poco más costosas que las puertas tradicionales, debido a que en su interior están reforzadas con varias placas de acero, lo que le aporta toda la resistencia necesaria a la hora de un intento de robo.

Una puerta blindada es más resistente que una tradicional, pero no tan rígida como las de tipo acorazado. Esto se debe a que cuenta con marcos fabricados en madera, los cuales son propensos a ser forzados por el método de la palanca, una técnica de uso frecuente por parte de los ladrones. 

Es más que probable que encuentres estas puertas instaladas en conjuntos residenciales o casas, pero también se hallan en comercios e incluso oficinas.

Puerta de seguridad

Ésta en particular es bastante similar a la puerta acorazada. Así que a la hora de comprarla pueda que notes su parecido con las de este tipo, pero con la cualidad de que su cerradura tiene instalado un sistema de cierre casi inquebrantable.

Lo importante a la hora de escoger una de estas puertas es que esta se amolde a tus necesidades como propietario de inmuebles y a tu presupuesto, aportando la seguridad necesaria en cada espacio donde te desenvuelvas.

¿Cómo conseguir una puerta más segura?

¿Cómo conseguir una puerta más segura?

Antes de la aparición de nuevas tecnologías y la creación de cerraduras invisibles, los propietarios de inmuebles optaban por instalar dos e incluso tres cerraduras para proteger sus espacios. En la actualidad es mucho más seguro y viable comprar una cerradura invisible.

Este dispositivo llegó para complementar las cerraduras tradicionales. Son cerraduras ligeras y fáciles de instalar, dependiendo de si se adhieren o atornillan. Puedes instarlas por tu propia cuenta o llamar a un cerrajero si lo crees necesario.

Las ventajas de poseer esta cerradura es que es imposible de verse desde el exterior de la puerta, además de que no se puede forzar o manipular desde fuera de la casa.

En caso de que los maleantes logren quebrar los pistones de la cerradura tradicional, no podrán entrar a la vivienda debido a la presencia de este dispositivo.

¿Qué cerradura instalar en mi puerta?

A la hora de instalar una puerta en tu vivienda, no sólo debes fijarte en el atractivo visual de la misma, pues de nada sirve que se vea bien si no es completamente resistente.

Debes tener en cuenta que, si la cerradura no es muy buena, puedes optar por cambiar la misma a una que sea de mejor calidad y que te de la protección que necesitas para cuidarte y cuidar de los tuyos.

Si cuentas con el presupuesto suficiente para invertir en una cerradura de seguridad, te recomendamos que elijas las cerraduras multipunto, ya que cuentan con varios puntos de anclaje, que evitan que el malhechor pueda penetrar la puerta principal.

La buena noticia es que muchas de las puertas seguras ya vienen con una cerradura de seguridad incorporada. Tanto las cerraduras como los bombines deben contar con sistemas anti-bumping, debido a que este método es el más usado por los malhechores.

Existen cerraduras con sistemas de protección anti-bumping, anti-ganzúa, anti-palanca o anti-taladro, además de que existen ejemplares cuyo bombín es difícil de extraer, lo que haría imposible abrir la puerta mediante ese método. 

¿Existe una puerta 100% segura?

¿Existe una puerta 100% segura?

Debes tener en cuenta que aún no hay una puerta que sea totalmente inviolable. Siempre habrá pequeños errores de fábrica, fuerza bruta perpetrada por los ladrones, e incluso astucia que estos emplean para lograr sus objetivos.

Lo que puedes hacer mientras se diseña un sistema de seguridad inquebrantable, es reforzar tus puertas y cerraduras de la mejor manera posible, de modo que, si hay un intento de robo, les resulte complicado adentrarse a la vivienda, por lo que preferirán retirarse.

Siempre puedes instalar mirillas de seguridad, diferentes tipos de mecanismos que te garanticen ayuda en caso de una emergencia, entre muchos otros dispositivos.

¿Las puertas huecas son más vulnerables al robo?

En general, muchos de los robos siempre son planificados con anterioridad. Los ladrones estudian meticulosamente los hábitos de la familia antes de realizar cualquier acción. No se van a arriesgar a entrar a una casa que no posea bienes valiosos.

En éste caso, al disponer de una puerta hueca, a los ladrones no les será complicado forzarla y adentrarse a la vivienda, lo que en definitiva pone en peligro la seguridad de tu familia y la tuya.

En cambio, de tener una puerta acorazada con un buen sistema de cierre, incorporándole además una cerradura invisible, es muy probable que las cosas se compliquen para ellos.

En todo caso, siempre puedes investigar en la web los diferentes dispositivos que se dedican a ayudarte a proteger tu vivienda. Éstos no tienen que ser exageradamente costosos para que cumplan su función, pero procura que sean de la mejor calidad.