Niveles de riesgo en viviendas

Niveles de riesgo en viviendas

La meta de cualquier persona es poder comprar la casa de sus sueños, más allá de adquirir un coche o desarrollar un negocio propio, lo que se constituye como prioridad principal a la hora de adquirir una vivienda.

Ahora bien, comprar una casa no es tarea sencilla, sino que para lograr esto se necesita mucho tiempo, esfuerzo y por supuesto dinero, ya que la adquisición de un inmueble supone una gran inversión de capital.

No obstante, el sueño no se cumple del todo cuando solo se compra la casa y ya, sino que es necesario equiparla con todos los dispositivos que son imprescindibles en el día a día de todo dueño de vivienda.

Ahora bien, cuando logramos realizar dicha adquisición, nos damos cuenta de lo importante que es cuidar de esas pertenencias, ya que éstas no solo cuentan con valor monetario, sino que el mismo se puede extender hasta el ámbito emocional.

Para garantizar el resguardo del inmueble, es de vital importancia la compra de dispositivos de seguridad, y entre estos se hallan las cerraduras, cerrojos y demás elementos imprescindibles para que mantengas tu hogar protegido contra los malhechores.

Grados de riesgo en propiedades

Los grados de riesgo son las posibilidades de que un inmueble sea vulnerado por parte de los ladrones. Es de vital importancia conocer estos niveles de riesgo ya que, en función de estos vas a preparar tu hogar para que esté a salvo de los ladrones.

Ahora bien, muchas personas tienen la inquietud de cómo diferenciar los grados de riesgo. En resumen, este parámetro se clasifica de acuerdo al perfil del ladrón y a los métodos que este aplica para irrumpir en las viviendas.

Por ello, en esta ocasión te presentaremos los diferentes niveles de riesgo en viviendas, proporcionándote además algunas soluciones que puedes implementar para proteger tu hogar de malhechores, de modo que los robos no tengan lugar.

Riesgo bajo

Riesgo bajo

Cuando se habla de riesgo bajo, se hace referencia al nivel de vulnerabilidad de viviendas e inmuebles que pertenecen a zonas habitacionales de clase media, así como complejos habitacionales de edificios, cuyos habitantes siempre están presentes.

Por dicha razón, los ladrones cuentan con muy poco tiempo para poder realizar un robo. Esto va ligado al escaso valor de los bienes que puedan estos conseguir dentro del inmueble, lo que hace que las viviendas sean poco atractivas para robar.

Claro que, no significa que no haya personas ociosas esperando por el momento propicio para irrumpir en la vivienda. Por tal razón es importante contar con dispositivos de seguridad actualizados, para que tu inmueble no sea el objetivo de ningún ladrón.

Tomando en cuenta los métodos de robo existentes, no será muy difícil blindar el inmueble ya que para cada uno de estos métodos existe una solución, que abarca desde cerraduras de alto grado de seguridad, hasta marcos de puertas más resistentes.

No obstante, te recomendamos que instales una puerta exterior acorazada de grado 3. Debemos tomar en cuenta que el ladrón solo dispone de pocos minutos para perpetrar el robo, y aunque esta no es una puerta inviolable, el ladrón necesitará más tiempo para dañarla.

En cuanto a marcas de bombines, te recomendamos los ejemplares de Tesa, Keso o Mauer, los cuales son muy funcionales para puertas acorazadas. También considera los bombines de Mul-T-Lock y ABS, que tienen muy buena reputación a causa de la protección que ofrecen.

Si deseas instalar una cerradura invisible, una opción que puedes tomar en cuenta son las cerraduras Remock Lockey, cuya calidad y capacidad de resguardo se encuentra más que garantizada.

Riesgo medio

Las propiedades que pertenecen al grupo de “riesgo medio” son las que forman parte de los conjuntos residenciales de clase alta y baja densidad de vecinos, quienes no frecuentan demasiado el inmueble, sino que pasan la mayor parte del tiempo afuera.

Por otra parte, es común ver que los ladrones merodean este tipo de inmuebles, quienes no pierden tiempo realizando esta actividad, lo que les ayuda a saber cuál puede ser la vivienda más vulnerable.

Los ladrones estudian de manera meticulosa con qué frecuencia el propietario visita su casa, cuanto tiempo pasa en el trabajo, e incluso estudian los sistemas de seguridad de los inmuebles, para saber de antemano el método de robo que van utilizar.

Para este tipo de situaciones, las puertas acorazadas proporcionan la utilidad necesaria. No obstante, también es recomendable emplear otros dispositivos de seguridad además de los bombines anti bumping, tales como escudos magnéticos y acorazados.

En cuanto a la marca, nuestra especial recomendación va dirigida a MCM, Amig o Tesa. Claro que, la importancia de una cerradura u otro dispositivo de seguridad disminuye si el producto no es instalado por parte de un cerrajero especializado.

Riesgo Alto

Riesgo Alto

Este nivel de riesgo se evidencia en zonas residenciales de clase media-alta, donde a los ladrones les importa poco la presencia de personas. Estos agentes son más atrevidos debido a que el valor monetario que las pertenencias dentro del inmueble compensa riesgo que corren.

Los métodos de robo que aplican los ladrones son más sofisticados que los que se implementan en zonas residenciales de menor clase. Las herramientas que estos poseen les permiten violentar con mayor facilidad todo tipo de puertas.

Esto significa que los dispositivos que se instalan toman mayor relevancia, con el propósito de resguardar nuestra propiedad de los malhechores. Entre los dispositivos de seguridad destacan las puertas acorazadas que resistan la rotura y que cuenten con aislamiento acústico y térmico.

En lo concerniente a cerraduras, las cerraduras multipunto de la marca Mul-T-Lock son un producto propicio para este tipo de puerta. Por otra parte, si tu inmueble es de los que pasa mucho tiempo desocupado, se recomienda una puerta anti-okupa.

Riesgo muy alto

Este tipo de riesgo es propio de las zonas residenciales de clase alta, donde la seguridad que debe tener el inmueble debe ser inversamente proporcional a los métodos de robo que aplican los ladrones en esas zonas.

Los ladrones no titubean para ingresar a las viviendas, y saben que el botín que les espera es una remuneración que va de acuerdo a sus esfuerzos. De acuerdo a este grado de riesgo, los malhechores se agrupan en bandas.

Las técnicas de robo que se ven en estas zonas, van desde ataques con armas de fuego hasta butrones combinados con herramientas eléctricas. Por tal motivo, se necesita que el nivel de protección sea mayor que el de los inmuebles de riesgo medio alto.

Se recomienda que instales puertas acorazadas que posean certificado de resistencia antibala y anti-butrón. No obstante, esto se debe complementar con buenas cerraduras y dispositivos que alerten el peligro como cámaras de vigilancia y sensores de movimiento.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)