¿Qué son las cerraduras anti-pánico?

¿Qué son las cerraduras anti-pánico?

¿Has sentido curiosidad en el momento que ves una puerta de emergencia? De seguro piensas a dónde llevará la misma, pero lo que es más importante aún ¿te has fijado en sus mecanismos de apertura? Son activadas por medio de una barra horizontal de colores llamativos.

Su nombre es conocido como barras anti-pánico, y se pueden encontrar frecuentemente instaladas en las salidas de emergencia de cualquier organismo, edificio o localidad tanto pública como privada.

Se colocan de manera que la apertura de puertas se simplifique en caso de una emergencia y por ley deben estar instaladas en sitios públicos, como es el caso de teatros, salas de cine, e incluso bibliotecas.

¿Qué son las barras anti-pánico?

Todos nos hemos preguntado alguna vez, tanto en entornos académicos como lugares de trabajo ¿qué sucedería a la hora en que hubiese una emergencia? ¿cómo reaccionaríamos en estas circunstancias? ¿huiríamos o intentaríamos mantener la calma? ¿por dónde saldríamos?

Las cerraduras anti-pánico son todas aquellas que has podido ver en las salidas de emergencia. Las mismas se caracterizan por su sencillo método de apertura, en caso de que muchas personas quieran salir al mismo tiempo.

Están diseñadas de modo que los individuos que deseen salir de manera apresurada, se lastimen lo menos posible y no obstaculicen el paso a quienes los siguen.

Puedes ver que se encuentran instaladas tanto en centros comerciales, como en hoteles, escuelas, y hasta hospitales. No cabe duda que todo gerente o dueño de tienda, debería contar con una de estas cerraduras, ya que las emergencias pueden ocurrir en cualquier momento.

Características y funcionamiento de estos dispositivos

Características y funcionamiento de estos dispositivos

Está claro que este tipo de cerradura es funcional y útil a la hora de una emergencia, por lo que te nombramos algunas de sus características más importantes:

  • Permite un correcto flujo de personas, evitando que estas se aglomeren en la puerta para intentar salir. Esto a su vez disminuye la cantidad de heridos que pueda haber durante cualquier situación riesgosa.
  • Debido a su diseño, es bastante complicado que haya un método de bloqueo externo que pueda llegar a impedirte seguir avanzando.
  • Es una cerradura que resulta bastante llamativa, y consta de un sistema de apertura simple. Su modo de uso se encuentra ilustrado en carteles cercanos a la puerta, y no te costará verlo. Claro que, colocar estos avisos depende de quién los instale.
  • Debido a que se trata de una barra, no tendrás que luchar nerviosamente contra una manilla o algún tipo de pomo. Sólo se trata de empujar la barra y abrir la puerta.
  • La barra siempre ocupará la longitud del ancho de la puerta, dándote la certeza de que podrás abrir desde cualquier posible ángulo.
  • Se pueden instalar mecanismos que imposibiliten la apertura desde el exterior, haciendo que únicamente la puerta ceda desde el interior y no haya imprevistos adicionales.

Como explicamos antes, debes empujar la barra en la dirección a donde se abre la puerta, es decir, de adentro hacia afuera, logrando fácilmente la apertura y el desalojo del lugar.

Funciona de igual modo que una cerradura común, pues posee un pequeño botón, el cual al presionarse activa el seguro, tal y como lo haría una cerradura tradicional, pero sin tener que utilizar llaves.

Tipos de barras anti-pánico

Barras anti-pánico giratorias

El mecanismo de esta cerradura es sumamente sencillo. Simplemente está sujeto por dos palancas las cuales son capaces de girar sobre su propio eje, mientras se amoldan a los extremos de la barra en forma de tubo.

Una de las palancas comparte espacio con el pestillo resbalón, mientras que la contraria sirve como soporte auxiliar de la cerradura.

Barras anti-pánico de presión

Se trata de una barra que ocupa la misma longitud de la puerta y su mecanismo de apertura se activa cuando se empuja hacia adelante, con lo que logras desbloquear la cerradura.

Funciona de la misma forma que un botón, pero de grandes dimensiones, el cual presionas en cualquier lugar para abrir. Además, fueron dispositivos creados en la década de los años 80, ¿Podrías imaginar cómo estaríamos en la actualidad sin ellas?

La mejor elección de estas cerraduras

La mejor elección de estas cerraduras

Las barras anti-pánico no sirven solamente para los lugares públicos, donde se desplace gran cantidad de personas. Al ser tan simples de manejar, pueden perfectamente ser parte de una salida de emergencia en tu propia casa, aunque son poco frecuentes de ver en estos lugares.

Las más útiles siempre serán aquellas donde no necesitas pensar cómo se utilizan, mucho menos si estamos hablando de una situación riesgosa de la quieres huir.

La mayor cualidad de estas cerraduras, es que no te hacen pensar demasiado en cómo funcionan. Simplemente tienes que empujar la barra y salir.

Son tan versátiles que incluso la puerta de emergencia tiende a ser liviana, pensada en caso de que niños, adultos mayores e incapacitados, se abran paso a través de ellas sin mayor problema.

Consideraciones para la compra

Debes tener ciertos conocimientos básicos de cerrajería a la hora de querer adquirir cualquiera de estas cerraduras, ya que debes verificar que funcionen bien, de manera que no padezcas a causa de las estafas. También puedes consultar con un cerrajero antes de realizar la compra.

Es importante que las barras anti-pánico cuenten con certificados, como por ejemplo el de resistencia al calor. Los incendios pueden ocurrir en cualquier entorno, y es importante que las cerraduras de barra resistan los efectos que produzcan accidentes relacionados.

Cuando instales cualquiera de estas cerraduras, ten en cuenta que esta sirva de ayuda y no de obstáculo, pues una mala instalación incide en el mal funcionamiento de estos dispositivos. La idea es que todo tipo de usuarios se abran paso con rapidez, particularmente en casos de emergencia.

Estas barras se encuentran fácilmente en tienda. Procura que su instalación sea efectuada por parte de un cerrajero profesional, a fin de reducir cualquier tipo de incertidumbre. Este tipo de cerraduras representa una ayuda indispensable casos urgentes.