¿Se puede instalar otra cerradura en puertas blindadas?

¿Se puede instalar otra cerradura en puertas blindadas?

En la actualidad, en el mercado de la cerrajería existen diferentes tipos de puertas que han surgido en función de las necesidades de seguridad. Estaríamos hablando en este caso de las puertas blindadas, que sirven de reemplazo a las puertas convencionales.

Las puertas blindadas son puertas de madera que poseen una o dos placas metálicas en el interior, de manera que 5 centímetros quedan libres en su perímetro y así poder embutir cerraduras, bisagras y permitir el cepillado.

Estas puertas se alojan en marcos de madera, endurecidos con pletinas de hierro en las que se introducen los cerrojos. En el grupo de las puertas de seguridad, las puertas blindadas son las más asequibles, pero definitivamente más eficaces que las puertas convencionales.

Por desgracia los robos nunca faltan, y por ello los propietarios piensan en la instalación de dispositivos de seguridad complementarios, que generalmente son cerraduras. Pero incluso en casos como estos es necesario saber qué mecanismos se deben instalar.

Todo esto hace que las personas que busquen instalar cerraduras complementarias sea mayor, inclusive en las puertas de tipo blindado.

Si eres de los propietarios que desea incrementar la seguridad en el hogar, negocio u oficina, entonces sigue leyendo, de manera que identifiques si debes colocar cerraduras secundarias. No obstante, revisemos primeramente qué son las cerraduras complementarias.

Propósito de las cerraduras complementarias

Se trata de dispositivos que sin ser los principales tienen como función mantener cerrada una puerta, y se encargan de secundar a las cerraduras principales y brindar seguridad a las puertas. Ciertas personas las instalan en puertas principales de hogares y negocios.

Estas cerraduras proporcionan seguridad en una vivienda. Es un hecho que, si una puerta ha sido forzada, significa que no cuenta con las medias de seguridad mínimas para resistir un robo. Si estas puertas tienen una cerradura medianamente segura, se aconseja instalar una cerradura adicional.

Son numerosos los tipos de cerraduras adicionales que existen. Sin embargo, es indispensable saber que estas no incluyen el “golpe” que las caracteriza, pues esta función es propia de las cerraduras principales, y por otra parte serían los propietarios quienes tendrían problemas en abrir la puerta.

En otras palabras, las cerraduras complementarias no van a reemplazar a las cerraduras principales. Las últimas deben ser de seguridad obligatoriamente para sacar provecho de las puertas seguras, que tienen como propósito resistir los ataques de los malhechores.

Las cerraduras principales, en el instante de no contar con el nivel de seguridad requerido, o que la puerta no sea lo suficientemente estable para enfrentar ataques, hace imprescindible la instalación de cerraduras complementarias que mantengan la puerta en su sitio y así evitar robos.

Claro que, si se consigue desmantelar una cerradura principal, es muy factible que se haya empleado para esto una palanca que la haya hecho ceder. En estos casos la cerradura adicional ayuda a mantener erigida una puerta por más tiempo.

Para que los propietarios se aseguren que los ladrones no se van a acercar a cualquier casa, no se requiere solamente de buenas cerraduras, sino de medidas de seguridad que frenen que los ladrones irrumpan en el hogar.

Criterios para elegir el mejor cierre secundario

Criterios para elegir el mejor cierre secundario

Los criterios de instalación de cerraduras complementarias quedan a juicio del propietario, pues habrá quienes instalen cerrojos convencionales, mientras que otros se decantarán por incluir cerraduras electrónicas invisibles.

En el momento de elegir buenos cerrojos y cerraduras secundarias es importante saber que estos dispositivos deben tener características de seguridad básicas, como que sean anti-taladro, anti-bumping, o que vengan con escudos protectores en el mejor de los casos.

No todos los modelos de cerraduras vienen con estas funciones de seguridad, y por este motivo hay que permanecer atento a los dispositivos que se compren. Llama a un profesional de la cerrajería que te recomiende ejemplares resistentes para que los instales en tu puerta principal.

¿Puedo instalar una cerradura en mi puerta blindada?

La respuesta es que sí. No obstante, muchos cerrajeros no recomiendan que tomes esta decisión, ya que instalar cerraduras secundarias en puertas blindadas simplemente contribuye en que experimentes una sensación de seguridad más que seguridad real.

Muchos propietarios consideran que instalar otra cerradura incrementa la seguridad, pero esto no es del todo cierto. Lo más sensato que puedes hacer es instalar mecanismos complementarios en la cerradura principal, como es el caso de escudos para cerraduras o bombines anti-bumping.

De una u otra forma, lo que interesa es que la cerradura principal sea segura al punto que complemente la seguridad que brinda una puerta blindada. De este modo, tanto la cerradura como la puerta serán aliados excelentes para evitar que los malhechores se salgan con la suya.

¿Debo instalar un cerrojo en mi puerta blindada?

¿Debo instalar un cerrojo en mi puerta blindada?

Instalar cerraduras secundarias en puertas blindadas no es aconsejable, ya que la seguridad que se logre después de la instalación no será mucho mayor que la seguridad original. Ahora bien, no pocos se sienten más seguros con estas cerraduras gracias a la sugestión.

Sin embargo, se han estudiado casos en los que las cerraduras complementarias han frenado robos, especialmente en esos lugares que los delincuentes mantienen a la población en vilo.

Tampoco se recomienda instalar cerraduras de este tipo en puertas blindadas ya que suelen ser huecas en su interior. Además, sus tornillos no disponen de un verdadero anclaje y están ligados a un tablero de madera de 4 milímetros, lo que hace que un fuerte golpe las rompa fácilmente.

Cuando se instalan cerrojos en puertas blindadas, por lo general se ajustan dos tornillos a la placa de metal de la puerta. Es posible que con ello el cerrojo aporte seguridad, pero ni por asomo se acerca a la seguridad que aportaría con un anclaje que tenga mayor cantidad de tornillos.

Por otra parte, debes tener en cuenta que un malhechor con todas las intenciones de abrir tu puerta principal, está capacitado para aplicar métodos de robo. Con seguridad, si el delincuente logra abrir la puerta blindada, es probable que un cerrojo no haga demasiada diferencia para frenar el robo.

Por otro lado, los cerrojos son eficaces en el momento que los instalas en las puertas acorazadas, pues con ellas se puede lograr el ajuste correcto para estos dispositivos, proporcionando mayor seguridad en tu hogar y evitando episodios de robo.

¿Qué puedes hacer en estos casos?

Es importante que analices si tu cerradura ofrece la seguridad que necesitas, y en caso de que estas no cumplan su rol como debería, la mejor decisión que puedes tomar es no comprar cerraduras complementarias, ya que eso derivaría en una inversión infructuosa.

Numerosos cerrajeros saben que ninguna cerradura es completamente eficaz para prevenir los robos. Es por este motivo que los robos no van a dejar de ocurrir, más allá del empeño que pongan los fabricantes para elaborar cerraduras más eficaces.

Lo más importante en este caso es que los anclajes de la cerradura sean resistentes y de buena calidad. Si tienes instalada una puerta segura, lo mejor que puedes hacer es reforzar otros canales de acceso. Por ejemplo, en las ventanas puedes instalar persianas de seguridad y rejas.

Si tienes dudas al respecto, siempre puedes recurrir a la ayuda de un cerrajero para que te sugiera nuevos y eficaces dispositivos. Contacta con un especialista para que haga esta instalación y esta no represente debilidades para tu seguridad y la de tus familiares.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)