Tipos de seguridad presentes en bombines

Tipos de seguridad presentes en bombines

Aunque es poco conocido para quienes no estén familiarizados con el tema, un bombín es aquel componente responsable del cierre de todas aquellas puertas que posean una cerradura en concreto.

Es necesario saber que cuando se tiene esta herramienta de seguridad, las copias que se obtengan de la llave original deben ser muy bien cuidadas para posteriormente ir cambiando el bombín de ser necesario, buscando un óptimo uso del mismo a beneficio de la propiedad.

Imagina estar en tu casa y piensa en lo aterrador que puede ser un intento de robo, peor aún, no tener completa seguridad de que la cerradura de la puerta principal no vaya a ceder.

En la actualidad existen variados métodos para mantener alejados a los ladrones de tu hogar, pero en el caso de no tener mirillas actualizadas o un sistema de alerta en caso de robo ¿no es más sencillo confiar en que no pasarán por la puerta? No de manera sencilla, al menos.

Hoy en día hasta los maleantes están actualizados de las diferentes maneras en que pueden allanar una morada, ve un paso adelante y protege tu casa de una forma sencilla y práctica.

Tipos de bombines

Hay una diversa variedad con respecto a los bombines actuales, la cual va aumentando dependiendo de la demanda en el mercado y los cambios en el modo que tienen los delincuentes de abrirse paso dentro de una casa.

Existen tres tipos de bombines que se han hecho especialmente necesitados por su enorme logro en frustrar, de manera temporal o permanente, la entrada de los asociales a las casas de los usuarios, portando los nombres de: bombín anti-taladro, anti-ganzúa y anti-bumping.

Se podría decir que esos tres son los más funcionales y populares entre los propietarios, pero existe una enorme variedad más. De esta manera, se desea explicar el funcionamiento de cada uno de manera sencilla.

Bombín anti-taladro

Bombín anti-taladro

Lo que hace funcional a éste tipo de bombín, es que posee una barra metálica lo suficientemente resistente para que la punta del taladro, al ser encendido el mismo, no quiebre los pitones de la cerradura, impidiendo el paso a los intrusos.

Pero ¿cómo es que los ladrones lograrían entrar de no ser por el bombín anti-taladro?

Se realiza un agujero con un taladro convencional justo en el lugar donde se introduciría la llave de dicha cerradura. Como puedes imaginar, las cerraduras tradicionales no tienen ningún tipo de seguro que contraataque ésta acción, por lo que los malhechores entrarían con plena facilidad.

Posicionan la punta metálica del taladro donde se ubican los pitones, logrando romperlos y hacer que dicha fuerza haga el cilindro girar, consiguiendo abrir la cerradura y posteriormente la puerta.

Éste método de robo sólo se lleva a cabo cuando los delincuentes tienen completa seguridad de que el o los propietarios no están en casa, debido a que el ruido del taladro los alertaría inmediatamente.

Bombín anti-ganzúa

Las ganzúas son herramientas que se hallan dobladas en la punta, la cual simula la forma de un garfio y sirve para forzar los pestillos, en caso de que no se posea llave alguna.

El tipo de bombín anti-ganzúa es fácil de instalar y ofrece una mayor protección a la cerradura, evitando quiebres o extracciones.

El funcionamiento de la apertura por ganzúa tiende a variar de dificultad por la gran cantidad de ganzúas que existen, haciendo la labor más sencilla mediante la experiencia obtenida.

Para el logro exitoso de esta acción, se requiere que los pitones de la cerradura queden completamente alineados, ya que de esta manera el cilindro girará perfectamente para poder abrir la puerta.

Es un método silencioso y rápido dependiendo de si el ladrón posee el conocimiento requerido y necesario. Aunque parezca irreal, existen tutoriales en internet de cómo llevar a cabo la apertura de una cerradura mediante una ganzúa.

Bombín anti-bumping

Este método es conocido como el método “bumping”, se podría decir que esta es la manera más rápida, sencilla y silenciosa de colarse dentro de una casa, independientemente de que esté vacía o no.

Se logra de modo que se introduce una fina lámina de aluminio dentro de la cerradura. La lámina se amolda a las características de la cerradura, quedando como una copia de la llave original. Luego se golpea con un martillo o algo similar. Lo que logran estos golpes es mover los pitones de la cerradura, para que el cilindro gire.

Ésta es una técnica extremadamente cautelosa y sigilosa, lo que la hace realmente alarmante de no tener un bombín que neutralice los intentos de los malhechores.

El bombín anti-bumping está diseñado de modo que posea más pitones que la cerradura original, anulando todo método de apertura que realicen los maleantes.

Consejos que debes seguir cuando compres bombines de seguridad

Consejos que debes seguir cuando compres bombines de seguridad

Intenta, en la medida de lo posible, indagar sobre los diferentes lugares físicos donde los vendan.

Debes ser cuidadoso con respecto a éste tema, pues eso te asegurará la calidad del producto, aunque el coste sea ligeramente más elevado, esta particularidad es muy importante para no ser sujeto de estafas.

Se debe proteger el bombín cuanto sea posible. Éste es muy útil cuando los ladrones intentan entrar de manera medianamente fácil y sin escándalos, de otro modo, si la entrada es demasiado violenta tanto el bombín como la puerta pueden ceder.

Aquí se reitera el primer punto: se debe intentar conseguir un bombín de calidad media-alta, que resista grandes ataques.

La cuestión se halla en que inviertas la cantidad que haga falta, sin descuidar tus necesidades básicas, para la seguridad necesaria en tu vivienda.

Por último, pero no por eso menos resaltante, huye completamente de esos anuncios donde se rebajan los costes de los bombines o cualquier herramienta que ayude a la seguridad de tu hogar.

Con esto no se desea decir que mientras más barato sea, la calidad es reducida, sino que realmente se debe tener mucho ojo sobre los estafadores en la actualidad, a los cuales no les importa jugar con la ignorancia de una persona y venderles un producto que no está en óptimas condiciones.

En internet hay un sinfín de páginas con información muy útil a la hora de elegir un tipo de bombín estandarizado a tus necesidades, con el fin de lograr darle un toque más reconfortante y seguro a tu vivienda.